Hibernación

El invernaje debe observar cuatro normas básicas: Humedad, limpieza post uso, piezas originales, pintura de primera calidad.

Humedad

Su trabajo es silencioso, casi imperceptible, pero durante el invierno, y en una isla como la nuestra, esa amenaza es real. Es necesario e indispensable prestarle la máxima atención, ya que afecta a todas las partes del barco.

El casco debe ser tratado con la profesionalidad y savoir faire de técnicos que sepan muy bien lo que tienen entre manos. Una buena aplicación de la pintura de casco, con el lijado o tamizado previo, es básico para evitar futuros problemas. Las tapicerías, ni que decir tiene, que la humedad es la causante de las manchas que difícilmente pueden erradicarse una vez que han cuajado. Cremalleras, telas, escáis, lonas, toldos, etc. deben estar secos durante el invierno, ya estarán lo suficientemente mojados en verano, y con agua salada. Todo esto debe erradicarse nada más salir del agua

La electrónica y el sistema eléctrico del barco

La electricidad y, por descontado, los elementos electrónicos no son amigos de la humedad. Eso sólo tiene una solución, aplicar los productos antihumedad y tener los barcos con los equipos que la erradiquen. No se puede invernar un barco poniendo la funda y esperar que al año siguiente, cuando lo destapemos, todo funcione.

Piezas originales

Las piezas de recambio deben ser siempre originales, únicas que garantizan que cumplirán la función para la que fueron fabricadas. Esas piezas originales pueden salvar a nuestra embarcación de averías mucho más importantes de lo que se cree.

La pintura de casco antifouling o pintura antivegetativa

Primeras marcas y muy importante, su aplicación, en las capas necesarias, con los elementos adecuados, respetando escrupulosamente los tiempos de secado, la cantidad por metro cuadrado y el momento de su aplicación. Y volvemos a la humedad, no se puede aplicar con porcentajes de humedad altos, o nos exponemos a una mala aplicación con consecuencias no deseadas. La ósmosis, en muchos casos está causada por una mala aplicación.

Nuestros barcos, salen limpios del agua al final del verano, eso es lo realmente importante. El exceso de incrustaciones, reduce la velocidad del barco, aumenta el consumo de combustible y fuerza el motor.

Los barcos dan un montón de satisfacciones, sólo piden a cambio un cuidado básico, con ello la duración y conservación es perfecta. Confianza en los profesionales.